Bogotá

Estamos a ‘centímetros’ de tener el Metro para Bogotá: alcalde Peñalosa

Junio 01 de 2018

La Comisión Interparlamentaria de Crédito Público del Congreso de la República le dio el espaldarazo final que requería el Metro elevado de Bogotá, para poder gestionar en el exterior créditos por hasta por 7,8 billones de pesos, equivalentes a USD2.600 millones de dólares, para su financiación.

 | Fotografía de:


El alcalde Enrique Peñalosa se mostró satisfecho con el respaldo del Gobierno y señaló que la Comisión Interparlamentaria de Crédito Público aprobó la garantía de la Nación para los recursos que se contratarán como endeudamiento para que el Metro sea una realidad.

"De esta manera se aseguran los recursos de endeudamiento para el proyecto Metro, con esta aprobación del Congreso a través de la Comisión Interparlamentaria de Crédito Público. Estamos a centímetros de la apertura de la licitación que va a hacer que sin carreta Bogotá tenga un Metro muy pronto", dijo Peñalosa.

El alcalde señaló que el contrato entre el Gobierno Nacional y el Distrito no puede retroceder. Explicó que las propuestas de Metro que existían anteriormente eran proyectos inviables, debido a que aunque hubiera tenido sobrecostos no hubiera podido extenderse lo necesario ni dar la conectividad que los ciudadanos necesitan.

"El riesgo de sobrecostos de un Metro subterráneo sería gigantesco. El último proyecto conocido no estaba listo, no había una empresa de Metro que pudiera hacerlo realidad, no tenía el aval fiscal de la Nación ni el cupo de endeudamiento aprobado para los recursos del Distrito. No estaban aprobados ni los recursos de la Nación, ni los recursos del Distrito", aseguró.
Así mismo, Peñalosa reiteró que no es cierto que un Metro subterráneo sea menos costoso que el aéreo, ni que ese tipo de Metro pueda movilizar a más usuarios. "No existe una línea del Metro que tenga 90 mil pasajeros hora/sentido", afirmó.

Tampoco "es cierto que el Metro estuviera casi listo: no había la estructuración financiera, no había la aprobación financiera por parte del Distrito, no había el aval de los recursos del Gobierno Nacional, ni la aprobación de la banca multilateral", enfatizó el alcalde Peñalosa, quien además destacó que la obra generará gran cantidad de empleos en la ciudad.

Por su parte Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro, señaló que ese proyecto nunca pudo superar las instancias de aprobación y que por ley es necesario que un proyecto que la Nación financia en un 70 por ciento, debe tener unos beneficios mayores a los costos.

"Eran tan altos los costos que el proyecto nunca logró superar la evaluación ni del Conpes ni del Confis. Además, nunca fue aprobado por la banca multilateral", dijo Escobar.

El gerente de la empresa Metro además agradeció a la Comisión Interparlamentaria de Crédito Público por su compromiso y por la aprobación de lo que calificó como un hito en el proyecto Metro de Bogotá.

Por su parte la secretaria de Hacienda del Distrito, Beatriz Helena Arbeláez, manifestó que el costo total del proyecto asciende a los 13 billones de pesos, "de los cuales el 70 por ciento corresponde la financiación al Gobierno Nacional. Cuando hablamos de vigencias futuras estamos hablando de un proyecto que asciende a 22 billones de pesos de los cuales, 15,2 billones son las vigencias futuras a 30 años comprometidas por la Nación y 7,1 billones de pesos corresponden a la contrapartida que el Distrito ya se comprometió y aportó un poco más de 1 billón", dijo.

Se prevé que las primeras operaciones de crédito, hasta por 200 millones de dólares, serán contratadas con organismos multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Europeo de Inversiones, con quienes se viene trabajando desde hace varios meses.

Con esta garantía, otorgada por el Legislativo, la Empresa Metro obtiene la última aprobación de una cadena de exámenes y decisiones a los que ha tenido que someterse el proyecto para su concreción.

De esta manera, la entidad tiene luz verde no solo para gestionar dichos recursos ante los organismos multilaterales, como el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Banco Mundial), el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Europeo de Inversiones, sino para continuar con el proceso de licitación de la obra, y en la cual ya manifestaron su interés 64 firmas de América, Europa y Asia.

Para que el proyecto llegara a este nivel tan avanzado, el Metro ha tenido que cumplir con una estricta agenda de obligatorios cumplimientos, como la creación de la Empresa Metro, encargada de su estructuración técnica, legal y financiera. Y que el Gobierno Nacional decretará, mediante un documento Conpes, los 10 requisitos necesarios para su cofinanciación.

Una vez cumplidos estos requerimientos y conocida la certificación del Ministerio de Transporte, que señaló que el proyecto contaba con los estudios de ingeniería a nivel de factibilidad, el Gobierno Nacional declaró la Primera Línea del Metro de Bogotá como un proyecto de interés nacional y estratégico, concediéndole la prioridad y el impulso que necesitaba.

El Distrito, por su parte, gestionó ante el Concejo de Bogotá la aprobación de las vigencias futuras necesarias para su financiación, luego de que el Consejo Distrital de Política Económica y Fiscal (Confis) autorizara dicha destinación hasta por 6,08 billones de pesos. Además, empezando 2018 el Concejo de Bogotá aprobó el cupo de endeudamiento para la empresa Metro de Bogotá.

La Nación, por su parte, recibió por parte del Confis la autorización para comprometer recursos por 15,1 billones de pesos, con cargo al presupuesto de las vigencias 2019 a 2048. Tras lo cual Distrito y Gobierno Nacional firman un Convenio de Cofinanciación donde se definieron montos, términos y condiciones para la cofinanciación del Metro Elevado de Bogotá.